27.9.05

Un pensamiento

Una biblioteca nunca puede ser ideal; si no, sería una cárcel o una tumba. En realidad, una biblioteca es algo semejante a la naturaleza, de donde se extraen productos que uno necesita para el organismo. Cada libro cambia según el momento en que se lee y ningún libro es siempre el mismo libro.
(Francisco Ayala, publicado en El País, 04.08.05)

1 comentario:

Aixea dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.